Zimbabue

Zimbabue es un gran destino turístico que nos permite vivir una gran aventura en el corazón del continente africano. Zimbabue ocupa parte de la gran meseta del sur de África. Su geografía se compone principalmente por tierras altas. El país está atravesado de norte a sur por el conocido “Great Dyke”, cuya traducción literal sería la vena grande, una curiosidad geológica, un afloramiento de rocas ricas en minerales que alcanzan una altura de 1525 metros en sus puntos más altos sobre el nivel del mar y se extiende por más de 500 kilómetros de terreno. Los preciosos valles a ambos lados del río Zambezi, forman la frontera en el norte del país, y el Limpopo constituye una frontera natural en el sur de Zimbabue. A lo largo de la frontera oriental del país, encontramos la montaña más alta, culminando el Monte Inyanga, con 2592 metros de altitud. El lago artificial Kariba, embalse de Kariba Presa en el río Zambezi, marca la frontera con el país vecino de Zambia. Al sur encontramos en el Bulawayo, el pico Matopos con 1543 metros de altitud. Zimbabue disfruta de un clima relativamente suave debido a su altitud (la mayoría del país está ubicada a más de 300 metros sobre el nivel del mar). La temporada de lluvias se extiende en las estaciones más calurosas, es decir, desde octubre a marzo. El promedio de temperatura son 15.5 ° C en los meses calurosos y los 21 ° C en los meses más fríos. Las precipitaciones anuales oscilan con cantidades entre 700 mm a 890 mm. La población de Zimbabue se estima en unos once millones de habitantes, siendo su densidad media de 29,1 hab/km². El 75% de la población vive en zonas rurales. Entre la población de raza negra, existen dos grandes etnias bantúes que habitan en el país, los Shona, representadas en el 77% de la población de Zimbabue, y los Ndebele, representados en el 18% de la población. La población blanca aumentó en 275.000 personas desde el 1975 al 1994. En el país también conviven otros grupo étnicos e indígenas minoritarios. El país está dividido en ocho provincias administradas individualmente por un comisionado nombrado por el gobierno central. La capital de Zimbabue está establecida en la ciudad de Harare, la más grande del país. Otras ciudades importantes son Bulawayo, nudo ferroviario y centro industrial, Gweru, centro minero, Mutare y Kwekwe. El idioma oficial en Zimbabue es el inglés. Las principales religiones que se practican en el país son el cristianismo y el sincretismo, consideradas como las creencias tradicionales. Otros grupos más minoritarios manifiestan creencias indígenas o practican el islamismo, el hinduismo y otros tipos de religiones. Las organización política de Zimbabue es una república presidencial, desde el 18 de abril del año 1980, cuando Zimbabue dejó de ser Rhodesia del Sur. La Constitución entró en vigor el 21 de diciembre de 1979. El sistema democrático se basa en el sufragio universal. La mayoría de edad establecida para ejercer el derecho al voto son los 18 años. La bandera del país se simboliza con rayas horizontales de color verde, amarillo, rojo y negro. A la izquierda se dibuja un triángulo blanco isósceles con un dobladillo negro. El triángulo encierra en su interior una estrella roja de cinco puntas y el símbolo de la paz. La simbología de los colores es la siguiente: el verde simboliza la agricultura, el amarillo, la riqueza mineral, el rojo el color de la sangre derramada para lograr la independencia y el negro representa la población original.
A la hora de preparar un viaje a Zimbabue, hay algunas cosas que debes de tener en cuenta en tu planificación. Los requisitos de ingreso en el país, son mínimas para estancias de menos de seis meses, simplemente necesitas un pasaporte válido, un pasaje de regreso a su país de origen (o el dinero suficiente para comprar uno) y fondos suficientes para satisfacer sus necesidades durante su estancia en Zimbabue. Todos los visitantes deben presentar un pasaporte válido, excepto los turistas que provengan de países que sean miembros de la Commonwealth, la Unión Europea, Japón, Noruega, Suiza y Estados Unidos. Esta norma está sujeta a cambios, por lo que es recomendable consultar a las autoridades locales. Los ciudadanos de Sudáfrica pueden obtener visados ​​en los puntos de entrada. Todas las otras nacionalidades requieren visado se puede obtener en la Embajada de Zimbabwe o en los diferentes consulados. Todos los periodistas que visitan Zimbabue debe tener una acreditación emitida por el Departamento de Información y Publicidad. Por lo tanto, antes de viajar, se debe informar a la Embajada o Consulado del país de Zimbabue de residencia. Los zimbabuenses son conocidos por su hospitalidad y amabilidad con los demás y es evidente el afecto que tienen a sus visitantes. A pesar de ello, siempre es aconsejable ser cauteloso cuando se trata de extranjeros, los oficiales de policía son muy útiles y pueden ser fácilmente identificables por su uniforme. Como en todas partes, es necesario mantener en un lugar seguro sus objetos de valor o mejor en una caja fuerte. En caso de dificultad, siempre es recomendable ponerse en contacto con las autoridades de turismo en Zimbabue, la Asociación de Publicidad, la Comisaría de Policía o la recepción del hotel. Otro de los aspectos a tener en cuenta, es la información sanitaria. Con la excepción de los niños menores de un año, todos los viajeros que llegan a Zimbabue de zonas infectadas deben estar en posesión de certificados válidos de vacunación contra el cólera y la fiebre amarilla. Durante su estancia en Zimbabwe, se aconseja al turista no beber y nadar en los ríos y embalses en el país, y consumir sólo agua embotellada, como medida de prenvención para evitar molestias gastrointestinales. Huelga decir que toda el agua de las ciudades, hoteles y piscinas proviene de pozos o depósitos centralizados de agua purificada y por lo tanto perfectamente sano. Si va a visitar las zonas de baja altitud, como las Cataratas Victoria, Hwange, Kariba, Gonarezhou y el Valle de Zambezi, se recomienda la ingesta de una pastilla contra la malaria como medida de precaución, que le será recetada por su médico. Por último, la mayor parte de los alojamientos del país están equipados con mosquiteras y repelentes de insectos.